¿Parrillas a carbón o a gas?
Tips Parrilleros

Comienza la primavera y con ellos se multiplican los típicos domingos de asados al aire libre, una ocasión ideal para reunir a la familia y/o amigos para compartir. No hay nada mejor que disfrutar de una comida informal y relajada con el mejor sabor de la carne, cocinada justo en su punto. Por lo mismo es bueno que vayas pensando en la parrilla que te comprarás para pasar un buen rato junto a tus seres queridos.

Es importante saber que existen más de un tipo de parrilla, por lo que es bueno conocer las ventajas y desventajas de cada una de estas para hacer la elección adecuada. En Moller somos especialistas en todo lo que tiene que ver con asados, por lo que contamos con los mejores productos y accesorios para tu cocina, Además, queremos compartir nuestros secretos contigo, para que puedas disfrutar tanto o más que nosotros el arte de hacer un buen asado.


Parrillas a carbón: sabor y paciencia

Esta es la opción favorita para los que se declaran más puristas. Es decir, para aquellos que se niegan a sacrificar el sabor, aún a costa de tener que trabajar mas duro, tanto en la preparación y mantenimiento de la llama como en la limpieza de la parrilla. La recompensa no es otra que inconfundible sabor de una carne cocinada justo en la medida precisa. Para este tipo de parrillas es recomendable añadir unas cuantas astillas de madera aromática para acentuar el sabor con que envuelve el humo a los alimentos.

Dentro de las ventajas que tienen las parrillas a carbón se encuentran él delicioso sabor que deja en la carne, las altas temperaturas a las que pueden llegar este tipo de parrillas y el bajo precio que por lo general tienen en el mercado. Sin embargo, también posee algunas desventajas, que tiene que ver básicamente con la paciencia. esto, porque vas a necesitar unos 20 o 30 minutos para que las llamas se conviertan en brasas y puedas cocinar. En cuanto a la limpieza también existe mayor dificultad, ya que hay deshacerse de las cenizas y del resto del carbón y quitar la grasa que se acumule en las rejillas.

Parrillas a gas: Rápidas y sencillas

Si hay algo que caracteriza a este tipo de parrillas es la rapidez, la comodidad y la facilidad para limpiarlas. Además, resultan ser muy sencillas de prender o apagar, además, es mucho más sencillo controlar la temperatura e incluso crear zonas con temperaturas diferentes en la misma superficie. Esto resulta ideal para cocinar distintos tipos de alimentos a la vez.

Las ventajas que presentan las parrillas a gas es que son convenientes y simples de manejar, llegando incluso a ser ocupadas durante todo el año por algunas personas, como una segunda estufa y así no ensuciar ni manchar la cocina.

Los puntos desfavorables tienen que ver con la ausencia de sabor que sí está presente en las parrillas a carbón. Por otro lado, el precio puede ser un inconveniente, puesto que suelen ser más costosas, y si son de marca, pueden resultar aún más caras.


Descubre más Tips Parrilleros

Los mejores cortes para un buen asado
Tips Parrilleros